Featured Posts

Gerundiando, que es gerundio (O no uséis gerundios incorrectos, que me pongo nerviosita).

September 24, 2018

 

Ya os advierto que la entrada de hoy va a tener más de didáctica que otra cosa, más que nada porque llevo una semana encerrada en mi universo y no ha pasado nada que me haya enfadado, preocupado, mosqueado o cualquier otra cosa que termine en –ado y que haga referencia a que algo o alguien me ha tocado los melindres y he necesitado desahogarme.

 

Así que me voy a poner un poco «técnica». Y lo pongo entre comillas porque es una especie de chiste privado que solo va a pillar una persona (con suerte) y que, además, no sé si le va a hacer gracia. Y tampoco me importa, porque ya sabéis que mi misión en la vida es fastidiar, que para algo soy El Mal™.

 

En fin, a lo que voy. De entre todas las dudas que me plantean de forma aleatoria, hay dos que estadísticamente se llevan la palma: los gerundios y la puntuación en las rayas de diálogo. Podía hablaros de cualquiera de las dos, pero como soy masoquista, y de las rayas de diálogo ya hace mucho que tengo escrito un articulito para pasárselo a la gente a la que corrijo y que le dan problemas, pues me he decidido por los gerundios.

 

Conozco gente que, incapaz de manejarlos, ha decidido no usarlos. Nunca. Así no se equivoca. Y, hombre, aunque es una solución, pues tampoco es para eso. Los gerundios hay que usarlos cuando hay que usarlos y os aseguro que es preferible hacerlo a romperse la cabeza buscando sinónimos de «mientras». Que a veces me llegan textos que me fascinan solo por la cantidad de variantes que encuentran para decir que una acción tiene lugar al mismo tiempo que la otra. Y no, no es broma, me fascinan, porque yo soy vaga. Pero mucho. Aunque no lo parezca. Y como soy vaga, no pierdo el tiempo buscando mil variantes de una palabra cuando hay otra forma de hacer las cosas muchísimo más simple y que me supone mucho menos esfuerzo.

 

Además, de verdad que es mucho más sencillo de lo que parece. En serio. Si es que hasta suenan raro cuando se usan mal… Bueno, suenan raro para los que no leen mucho en inglés o para los que no os descargáis traducciones pirata cutres, de esas que se limitan a plantar el gerundio tal cual, y ya os voy diciendo yo que su uso en castellano no es el mismo que en inglés. Pero como pirateáis a saco, terminan por sonaros bien. Y no me digáis que no, que nos conocemos y ya sé lo que hay.

 

De todos modos, tampoco es bueno abusar de ellos, aunque sean correctos, pero eso ya me llevaría mucho tiempo y esfuerzo explicarlo y ya os he dicho que soy vaga. Y además, estoy intentando reducir la ingesta de cafeína y me haría falta estar mucho más despierta para eso, así que vamos a ver si consigo que os aclaréis, aunque solo sea un poco y en lo más simple.

 

Un gerundio expresa una acción simultánea o anterior al verbo.

 

Ya.

 

Simultánea o anterior. Si es posterior, es incorrecto. Poco más hay en el «modo principiante». Si la acción que vais a explicar con el gerundio es posterior al verbo principal, está mal. Es cierto que está más o menos aceptado, aunque se desaconseja, el uso del gerundio cuando la acción del gerundio es inmediata y existe una relación causal o consecutiva con el verbo (vamos, que es la causa o la consecuencia, por si me vais a acusar de usar tecnicismos. Que este era fácil, leches. Pensad un poco, que se supone que la vaga soy yo).

 

Por ejemplo: «María de las Mercedes Antonia cayó sobre su adicto al cardamomo, derribándolo».

 

A ver, que es feo de narices, pudiendo decir que cayó sobre él y lo derribó, pero podría pasar. Mal, porque ya os digo que es feo, pero podría aceptarse, ya que una cosa pasa inmediatamente después de la otra y es la causa de que ocurra. También os digo, yo cuando algo está «aceptado y desaconsejado» no lo uso. Porque soy así de quisquillosa. Medio bien es mal y punto (y me importa un pimiento lo que diga mi psicólogo). Si me «desaconsejan» un determinado uso, lo tomo como que no se puede hacer y acabo antes. Porque si acepto algo que se desaconseja, puedo acabar aceptando algo que está mal, y eso más de lo que mi TOC sintáctico puede tolerar. No todo el mundo es tan maniático como yo, así que podéis usar esta cosa horrorosa, pero que sepáis que voy a arrugar la nariz cuando lo hagáis.

 

En resumen, ahí tenéis el nivel principiante: los gerundios se pueden usar cuando la acción que expresan va antes o al mismo tiempo que la del verbo principal o cuando es inmediata y causa o consecuencia de este.

 

«María de las Mercedes Antonia se marchó silbando alegremente» (silba mientras camina).

 

«Alzando la mano, María de las Mercedes Antonia acarició a su gato persa atigrado» (alza la mano y después lo acaricia).

 

También se pueden usar en construcciones circunstanciales de causa, modo, tiempo, etc. Sí, ya sé, ahora estáis pensando de qué puñetas hablo. Si es que no todos estudiamos EGB y, de los que lo hicimos, algunos insensatos fueron después por ciencias.

 

A ver, por ejemplo, circunstancial de modo: «El adicto al cardamomo salió corriendo» (¿os acordáis de eso de las preguntas que debíais hacerle al verbo? Pues eso: ¿cómo salió? Corriendo).

 

También podéis usarlo sin problemas en expresiones tipo «Resumiendo, no me uséis gerundios raros» o «Está ahí, girando a la izquierda».

 

No es tan difícil, ¿verdad? Si me decís que sí, voy a llorar, en serio. Que solo se trata de saber cuándo leches pasan las cosas. Y si alguien tiene que saber cuándo pasan sois vosotros, que sois los que estáis escribiendo. Y no es tan complicado ver que en «se bajó de la nave espacial, caminando hasta la puerta de su apartamento de nivel 3D y abriéndola con la llave magnética»  indica acciones que ocurren una detrás de otra y con un periodo de tiempo entre ellas que no puede calificarse de inmediato os pongáis como os pongáis a no ser que seáis Flash.

 

Y como doy por hecho que ni sois Flash ni es tan complicado como para que no lo veáis, paso a otro uso más o menos correcto. Y ya sabéis lo que pienso de «más o menos correcto», pero por si no sois tan repelentes como yo: estar siendo+participio.

 

«Su permiso está siendo tramitado». A mí me suena fatal, la verdad, cuando se puede decir «Estamos tramitando su permiso» y tan contentos. Además, hay quien lo considera un anglicismo y, por tanto, lo desaconseja, pero, bueno, que sepáis que se acepta.

 

Y ahora vamos a lo incorrecto.

 

Que, de verdad, si no os suena mal, os recomiendo empezar a leer traducciones decentes o meteros entre pecho y espalda doce manuales de gramática, sintaxis o estilo.

 

Ya hemos hablado de los gerundios de posterioridad (la frase esa en la que se bajaba de la nave, caminaba al apartamento y demás), pero hay más. Pero antes, en cuanto a estos, me repito, por si las moscas: que no los uséis. Que no. Que están mal. Que no los uséis NUNCA. Que luego os metéis con la RAE por haber admitido «almóndigas» (cuando está ahí más o menos desde la primera edición del diccionario, cachorritos), pero le pegáis unas patadas a la gramática que da pena ver cómo la dejáis, pobre mía.

 

Gerundios como modificadores de un sustantivo

 

«María de las Mercedes Antonia descubrió una caja oculta guardando la provisión de cardamomo de su novio».

 

Tío, que no. En serio, no. Que los gerundios no están para hablar de atributos de los sustantivos. Que no. Que esa frase debe ser «María de las Mercedes Antonia descubrió una caja oculta que guardaba la provisión de cardamomo de su novio». Que suena mucho mejor, no me digáis que no. ¡Que no me lo digáis! ¡Que no quiero oírlo!

 

Gerundios partitivos

 

«La galaxia 3G56fu8D se componía de diecisiete planetas, siendo el de María de las Mercedes Antonia el mayor».

 

Y sí, ya sé que lo escucháis a menudo en el telediario, pero esos tiempos en que los locutores eran lo más y hablaban con corrección pasaron hace mucho. Y siento ser yo la que os diga esto, pero los telediarios no siempre dicen la verdad, y en cuestión de gramática menos. Que meten cada gambada que dan ganas de golpearlos con el María Moliner una y otra vez hasta que escupan preposiciones correctas.

 

En fin, que eso, que hay algún caso más de usos correctos e incorrectos, pero es que ahora mismo tendría que mirarlos y, la verdad, no me apetece nada. Además, vosotros y yo sabemos que con esto ya os va a entrar la paranoia (al menos, a los que os preocupa hacer las cosas bien y no pensáis que las normas están para otros porque vosotros sois demasiado guays para seguirlas y facilitar la vida de todo el mundo, incluida la vuestra) y vais a tener un buen puñado de gerundios para revisar en lo que quiera que estéis perpetrando ahora mismo.

 

Me gusta que la gente comparta mis enfermedades mentales.

 

Nos vemos la semana que viene si habéis terminado de borrar gerundios. De nada.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

La peor mamarrasha del mundo

March 12, 2019

1/6
Please reload

Recent Posts

January 7, 2019

November 26, 2018

Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now